Gomorra, Roberto Saviano

¿Te gusta El Padrino? ¿The Sopranos? ¿Y aún no conoces Gomorra (2006)? Roberto Saviano (1979) es el autor de este retrato del mercado negro, más realista que ficcional; al igual que las amenazas que el mismo recibe constantemente. La obsesión por la verdad de este irremediablemente curioso italiano, que recientemente ha focalizado su interés en el ámbito del oro blanco (la próxima semana se publica en España CeroCeroCero), le ha legado un futuro necesariamente sobreprotector para consigo mismo, así como a nosotros, lectores, un fiel retrato de los hilos en los que se mueve más dinero y poder del que pudiéramos imaginar. Y no solo en la pequeña o gran pantalla, como estamos acostumbrados a imaginar (aun cuando la obra posee sendas adaptaciones cinematográfica y teatral), sino en nuestro propio mundo: aquel que, en este caso, podemos conocer a partir de la lectura.

Gomorra (varios fragmentos)

“Sistema, un término que aquí resulta familiar a todo el mundo, pero que en otros  lugares es aún difícil de descifrar, una referencia desconocida para quien no conoce las  dinámicas del poder de la economía criminal. Camorra es una palabra inexistente, de madero. Usada por magistrados y periodistas, por escenógrafos. Es una palabra que hace sonreír a sus afiliados, es una indicación genérica, un término de estudiosos, ligada a una dimensión histórica. El término con el que se definen los que pertenecen a un clan es Sistema: “Pertenezco al Sistema de Secondigliano” (p. 48)

“la venta de partidas medias ha sido elegida para expandir una pequeña empresa de venta de drogas capaz de crear nuevos clientes. Una pequeña empresa libre, autónoma, que tiene capacidad para hacer lo que quiera con su mercancía, ponerle el precio que quiera, distribuirla como y donde quiera […] Secondigliano atrae a todos aquellos que quieran hacer una pequeña venta entre amigos, que quieran comprar a quince y vender a cien para pagarse unas vacaciones, un máster, o ayudar a pagar una hipoteca. La completa liberalización del mercado de la droga ha llevado a una reducción de los precios” (p. 79)

“Perder el poder económico significa automáticamente perder también la carne. Es la guerra. Nadie sabe cómo se luchará, pero todos saben con certeza que será terrible y larga. La más despiadada que el sur de Italia haya visto en los últimos diez años” (p. 91)

“La furgoneta recoge-muertos pasa continuamente, se la ve desde Scampia hasta Torre Annunziata. Recoge, acumula, retira cadáveres de gente que ha muerto con un disparo. Campania es el territorio con el mayor número de muertos asesinados de toda Italia, se encuentra entre los primeros puestos del mundo. Las gomas del coche mortuorio están totalmente lisas, sería suficiente hacer una fotografía de las llantas recomidas y de la grisura interior de los neumáticos para tener una imagen símbolo de esta tierra” (p. 95)

Anuncios

Acerca de framosagudo

Docente y discente interesado en la investigación y didáctica de la lengua y la literatura. Más en: http://www.linkedin.com/pub/francisco-ramos-agudo/6b/192/b63
Esta entrada fue publicada en Prosa, Saviano, Roberto, Siglo XXI. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s