Piedra negra sobre una piedra blanca, César Vallejo

Tras la reciente entrada dedicada a César Vallejo, no podíamos sino pensar en el momento más adecuado para dar a conocer esta pieza de Poemas humanos (publicados póstumamente, en 1939). Finalmente, las ganas han ganado a la más estricta pertinencia; por lo que hoy rezamos este homenaje, recitamos esta oración, en honor de este poeta hispanizado, de una voz poética auténtica.

cesar vallejo caricatura

[Fuente: Deborah Vásquez Tejada]

Piedra negra sobre una piedra blanca

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos…

Anuncios

Acerca de framosagudo

Docente y discente interesado en la investigación y didáctica de la lengua y la literatura. Más en: http://www.linkedin.com/pub/francisco-ramos-agudo/6b/192/b63
Esta entrada fue publicada en Poesía, Siglo XX, Vallejo, César. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Piedra negra sobre una piedra blanca, César Vallejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s