Ulises, James Joyce

El día 16 de junio puede ser un día cualquiera para la gran mayoría de los mortales; mas no es así para los seguidores acérrimos del mitológico escritor irlandés James Joyce (1882-1941). Como anticipáramos en la entrada de ayer, es este día, este Bloomsday, el que conmemora la inigualable Ulises (1922): aquella extraña (y extrañante) novela que tantos comienzan y tan pocos acaban. Creación experimentalista de difícil recepción, sea cual sea su público, hoy invitamos a los lectores del blog no ya a seguir los pasos de Bloom, ni mucho menos a entender plenamente a Joyce, como en muchas ocasiones se ha pretendido; sino a plantear un mínimo acercamiento a este imprescindible para, al menos, plantearse el momento de su abordaje definitivo.

[Fuente(s): El País, UCM]

Ulises

I

Majestuoso, el orondo Buck Mulligan llegó por el hueco de la escalera, portando un cuenco lleno de espuma con un espejo y una navaja de afeitar en forma de cruz sobre él. Un batín amarillo, desatado a su espalda ondulaba delicadamente en el aire apacible de la mañana. Elevó el cuenco y entonó:
-Introibo ad altare Dei.
Se detuvo, escudriñó la escalera oscura y sinuosa, y llamó secamente:
-¡Sube, Kinch! ¡Sube, desgraciado jesuita!
Avanzó con solemnidad y subió a la redonda plataforma donde se colocaban las armas. Se fue girando tres veces y bendiciendo con gravedad la torre, la tierra circundante y las montañas que amanecían. Luego, al percatarse de Stephen Dedalus, se inclinó hacia él y trazó rápidas cruces en el aire, barbotando y agitando la cabeza. Stephen Dedalus, molesto y adormilado, apoyó los brazos en el remate de la escalera y miró fríamente la cara agitada barbotante que lo bendecía, equina en extensión, y al pelo claro intonso, de vetas y matices de y roble pálido. Buck Mulligan fisgó un instante bajo el espejo y luego cubrió el cuenco con esmero.

[…]

III

Ineluctable modalidad de lo visible: al menos eso si no más, pensamientos que cruzan mis ojos. La firma de todas las cosas que estoy aquí para leer, brezas y ovas marinas, la marea que se acerca, esa bota herrumbrosa. Herrumbre verdemoco, platiazulada: signos con colon. Límites de lo diáfano. Pero añade: en los cuerpos. Luego se percató de los cuerpos antes de hacerlo de sus colores. ¿Cómo? Dándose coscorrones contra ellos, seguro. Cuidado. Era calvo y millonario, maestro di color che sanno. Límite de lo diáfano en. ¿Por qué en? Diáfano, adiáfano. Si puedes meter los cinco dedos a través de ello es una cancela, si no una puerta. Cierra los ojos y ve.

[…]

Stephen cerró los ojos para oír cómo las botas estrujaban la recrujiente ova y las conchas. Estás andando sobre ello de cualquier manera. Lo hago, una zancada cada vez. Un espacio muy corto de tiempo a través de tiempos muy cortos de espacio. Cinco, seis: el Nacheinander. Exactamente: y ésa es la ineluctable modalidad de lo audible. Abre los ojos. No. ¡Jesús! ¡Si cayera por un acantilado que se adentra sobre su base, cayera por el Nebeneinander ineluctablemente! Me voy acostumbrando bastante bien a la oscuridad. Mi bastón de fresno cuelga a mi vera. Bordonea con él: ellos lo hacen. Mis dos pies en sus botas en los extremos de sus piernas, nebeneinander. Suena sólido: forjado por el mazo de Los demiurgos. ¿Acaso voy andando hacia la eternidad por la playa de Sandymount? Estruja, cruje, crick, crick.

[…]

El ritmo empieza, ves. Lo oigo. Marchando un tetrámetro acataléctico de yambos. No, al galope: deline the mare. Abre los ojos ahora. Lo hago. Un momento. ¿Se ha desvanecido todo desde entonces? Si los abro y me encuentro para siempre en lo adiáfano negro. ¡Basta! Veré si es que puedo ver.

Anuncios

Acerca de framosagudo

Docente y discente interesado en la investigación y didáctica de la lengua y la literatura. Más en: http://www.linkedin.com/pub/francisco-ramos-agudo/6b/192/b63
Esta entrada fue publicada en Novela, Siglo XX y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s